DIRECCIÓN DE INNOVACIÓN DICTÓ TALLERES ENFOCADOS A FORTALECER HERRAMIENTAS METODOLÓGICAS EN LA FORMULACIÓN DE PROYECTOS DE I+D+I

 

Taller-DITT-Investigadores

La actividad fue conducida por Paulina Uribe, Doctora en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, quien se desempeña como evaluadora en diversos concursos de Ciencias Aplicadas de Conicyt, FIA, FIP, CORFO Innova y agencias internacionales.

El análisis en la coherencia, nivel de riesgo, pertinencia de la solución, el grado de innovación y las capacidades de gestión de los equipos, fueron algunas temáticas abordadas en los talleres de metodología de investigación convocados por la Dirección de Innovación y Transferencia Tecnológica (DITT) de la UFRO.

La actividad fue conducida por Paulina Uribe, Doctora en Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, quien se desempeña como evaluadora en diversos concursos de Ciencias Aplicadas de Conicyt, FIA, FIP, CORFO Innova y agencias internacionales.

El objetivo de la iniciativa impulsada por la DITT es fortalecer la aplicación de herramientas metodológicas en la formulación de propuestas y proyectos de I+D+i en investigadores UFRO y en los propios profesionales de la DITT e ingenieros que apoyan la formulación de proyectos.

“La idea, en primer lugar, es ponernos de acuerdo en conceptos básicos de metodología, y apoyar en todo lo que tiene relación con la revisión de todos los proyectos de investigación aplicada antes de que vayan al proceso de evaluación en los distintos fondos concursables”, explicó la Dra. Paulina Uribe.

ERRORES

Las debilidades y errores de los proyectos presentados en distintos fondos concursables como Fondef y Conicyt, fue uno de los aspectos fundamentales abordados en la jornada de talleres.


“Se producen errores que pueden parecer que no son graves, pero que a la hora de competir pueden significar que el proyecto no salga financiado. Puede que los investigadores tengan claro lo que quieren hacer, pero en el papel no lo expresan con esa claridad, lo que puede hacer que una comisión no pueda entenderlo y no obtener los resultados esperados”, sostiene la Dra. Uribe.

La experta en evaluación de concursos en Ciencias Aplicadas enumeró algunos de los errores más comunes: falta de claridad, débil conocimiento del mercado, poca claridad en el producto/proceso/servicio que se ofrecería el mercado, ausencia de redes potentes con los usuarios del producto final y lo ambicioso de los objetivos y plazos propuestos en las actividades.

“Los errores son muy variados. Tienen que ver con la experiencia de los investigadores. Ellos fueron entrenados principalmente en el área de las Ciencias Básicas y luego la Ciencia Aplicada ha venido aplicándose poco a poco en el país, entonces hay cosas que han quedado como en una laguna. Esto lleva un proceso de práctica. Cada vez los proyectos deben ir más fortalecidos y ampliar el espectro de sus disciplinas, eso es una ventaja y no al revés”, finalizó diciendo la Dra. Paulina Uribe.

Lorena Espinoza Arévalo