INVESTIGADORES DE TEMUCO DAN NUEVAS CLAVES PARA ABORDAR EL PROBLEMA DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

 

cafe-1

Un recorrido por el origen, las causas estructurales, problemas económicos e incluso cómo los afectos y dinámicas familiares pueden ser parte del problema de la contaminación, fueron las dimensiones que se abordaron en el Café Científico de la UFRO.

“Necesitamos decisiones políticas de alto nivel. Como las que se tomaron respecto del Transantiago. Sólo así podríamos empezar a revertir efectivamente el problema de la contaminación de Temuco y Padre Las Casas”. Es lo que dice el Dr. Nicolás Schiappacasse, investigador de la Universidad Católica de Temuco e invitado al último Café Científico UFRO, actividad que buscó dar algunas respuestas para uno de los temas que más nos afecta como región. Pero él va más allá: “Generalmente escuchamos que el problema debe solucionarlo el Estado, o los Ministerios de Energía o Medioambiente, pero es la combinación de una decisión política y que cada uno de nosotros tome conciencia de cómo podemos contribuir de manera personal y familiar a la descontaminación de la nuestra ciudad”.

VIVIENDAS ADECUADAS

Una de las ideas que plantea Schiappacasse es que debemos evitar que nuestra vivienda se emisora de contaminantes, principalmente de los que produce la mala combustión de la leña. Se trata de eliminar filtraciones para que el calor que entregan los equipos de calefacción se mantenga durante mucho tiempo. “Eso se suma a un uso adecuado de los calefactores, usando combustibles de calidad y haciendo las mantenciones necesarias. El Estado debe coordinar planes y ejecutarlos, pero somos nosotros los responsables de que se lleven a cabo”.cafe-1

Según el investigador, para la demanda energética que tienen las viviendas en Temuco, ni el gas ni la electricidad son alternativas para solucionar el problema. El primero por escaso y la segunda por costos económicos para los consumidores. “Pero la leña es un recurso propio y usándolo bien, podemos calefaccionar las viviendas sin contaminar. Cuando tenemos una vivienda bien aislada, con calefactores adecuados, y un combustible certificado, la demanda energética es baja”.

LOS AFECTOS TAMBIEN CUENTAN

Paralelamente, otra dimensión estudiada son las prácticas sociales que rodean el uso de estufas a leña. Al contrario de lo que se pueda pensar, el uso o mal uso de ella, no solo es un tema práctico; también está íntimamente ligado a lo efectivo y económico. Así lo descubrió el Dr. Alex Boso, del Núcleo en Ciencias Sociales de la UFRO, quien indagó otras perspectivas del problema y sus hallazgos son decidores.

Mediante un estudio de percepción ciudadana, Boso descubrió que hay prácticas sociales alrededor del uso de la leña, que no se pueden obviar. “Hay mecanismos de bloqueo, que tienen que ver cuestiones psicológicas, afectivas y de apego. La gente se reúne alrededor del fuego, familiarmente todos están donde hay una estufa. También está la economía familiar, y en otros niveles, la coordinación de políticas”.cafe-1

Boso dice que estas variables podrían explicar porque el tema de la descontaminación esta frenado, a pesar de todas las medidas que se han tomado: campañas informativas, incentivo del uso de leña certificada, aislamiento térmico de las viviendas vía subvención, recambio de calefactores, e incluso sanciones. “Hay un conjunto de medidas, pero no logramos avanzar y he descubierto porqué: no hay una sola solución, hay que ver el asunto desde diversos puntos de vistas, ver qué sucede en los hogares, ver de qué manera la calefacción estructura a las personas, nivel económico, que facilidades hay para acceder a las subvenciones, que tan informados están, y que problemas hay para coordinarse a nivel de Seremis y Municipalidades. Es un puzzle que necesita completarse para encontrar la solución”, concluye.

 

DECISIONES POLÍTICAS

Según Schiappacasse, otra solución es la calefacción distrital. Esta la tecnología y conocimiento, pero no hay voluntad política que permitan a las empresas instalarse y operar. “Las mismas decisiones políticas que han permitido que el metro de Santiago se expanda, son las que necesitamos para regiones. Transantiago es una medida de descontaminación atmosférica de Santiago y el metro es parte de ese plan. Entonces se la da tanta importancia a lo de Santiago en desmedro de regiones. Hay que revertir concientizar, el plan que tenemos como instrumentos está bien, solo hacen falta recursos y decisiones”.

 

Organiza: BIOREN-UFRO y PAR Explora de CONICYT La Araucanía.
Apoyo: Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, Vicerrectoría de Pregrado, Núcleo Ciencias Sociales y Dirección de Vinculación con el Medio