Equipo de investigación UFRO innova con la creación del primer fertilizante a base de hongos en Chile

 

MycoNativa-2

Iniciativa liderada por los investigadores Paula Aguilera, Fernando Borie y Pablo Cornejo, y apoyada por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT), consiguió la conformación de una empresa y el licenciamiento de la tecnología.

Aumentar el volumen de absorción del agua y proteger a la planta ante condiciones adversas, son parte de los beneficios del primer bioproducto inoculante en base a hongos nativos (micorrizas) desarrollado en Temuco por un equipo de investigadores de la Universidad de La Frontera.

Se trata de una iniciativa liderada por Paula Aguilera, doctora en Recursos Naturales y los doctores del Departamento de Ciencias Químicas y Recursos Naturales, Fernando Borie y Pablo Cornejo. Los tres investigadores pertenecen al Centro de Investigación en Micorrizas y Sustentabilidad Agroambiental.

Debido a sus características técnicas, el bioproducto tiene altas expectativas y múltiples aplicaciones, beneficia a diferentes tipos de plantas, ya sea de interés agrícola u ornamental, ayudando incluso a la restauración ecológica de los suelos degradados y contaminados.

Gracias a la incorporación al Programa de Escalamiento de Empresas de Base Tecnológica creado por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) de la UFRO en conjunto con INCUBATEC-UFRO, los investigadores se asociaron y crearon “MycoNativa”, empresa que desde ahora es responsable del bioproducto y clave en el proceso de las gestiones comerciales para su futura masificación.
BIOREN-UFRO
“A nivel familiar la agricultura ocupa un pilar importante y, desde ese punto de vista, siempre nos ha interesado fomentar el uso de tecnologías ambientales y productivamente favorables para la agricultura, sobre todo aquellas que puedan entregar calidad, valor agregado y una mejor funcionalidad al producto final”, explica la investigadora Paula Aguilera, quien fue la fundadora de la iniciativa.

La producción de este bioproducto, que está en primera fase de escalamiento, contempla la implementación de una estación experimental de baja escala (a nivel de viveros) para su validación técnica y el inicio de gestiones comerciales.

En 2017 “MycoNativa” se posicionó como el único proyecto de La Araucanía en obtener el capital semilla de CORFO en el marco de su segunda convocatoria.

INICIOS

El proyecto que hoy encabeza la empresa “MycoNativa” comenzó su camino a través de la postulación a un concurso de Valorización de la Investigación Universitaria (VIU) apoyada e impulsada por la Unidad de Transferencia Tecnológica (UTT) de la UFRO.

BIOREN-UFRO
A través del Programa de Escalamiento de Empresas de Base Tecnológica impulsado por la misma UTT, recientemente se logró licenciar la tecnología a “MycoNativa”. Dentro de los próximos desafíos se busca impulsar la producción en volumen de un set de bioproductos basados en estos hongos benéficos y fortalecer un área de instrucción y servicios.

“Este conocimiento se empezó a generar a través de muchos proyectos FONDECYT, en que veíamos algunas factibilidades de estos hongos que son la materia prima de este producto que estamos presentando. No nos podíamos quedar con la investigación básica, sino que debíamos entregar esos resultados. Es por eso que los más importante, es poder entregar este conocimiento a las empresas y hacia el sector productivo”, sostuvo Fernando Borie, académico UFRO.

“La participación de las distintas unidades dentro de la universidad, ha sido un punto clave. Gracias a ello se ha ido generando un avance hacia la innovación. Los fondos para la investigación son cada vez más escasos, entonces con el conocimiento generado hay que tratar de crear una rama que de innovación y el desarrollo de productos”, indicó por su parte, Pablo Cornejo, investigador del Centro de Investigación de Micorrizas y Sustentabilidad Agroambiental.

Sergio Valenzuela